martes, 31 de agosto de 2010

Presos Políticos de Argentina comienzan huelga de hambre

COMUNICADO DE AFYAPPA 10/ 10

Es Lamentable que en Nuestro País se tenga que llegar a una huelga de hambre para ser escuchados.

Más de cien efectivos de las instituciones castrenses han muerto en cautiverio por falta de atención médica en los penales, dejándolos en total abandono.

Nadie se hace responsable…

Los derechos humanos son para todos los argentinos y no para un sector privilegiado que lucra con ellos.

Todas las violaciones que se les hacen a los que están ilegalmente detenidos por haber combatido al terrorismo, generan un precedente para que el día mañana le suceda lo mismo a cualquier ciudadano.


Acta de Petitorio

Al Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Presidente, Cámara de Senadores de la Nación

Presidente, Comisión Bicameral de Asuntos Constitucionales

Ministro de Justicia de la Nación

Presidente, Consejo de la Magistratura

Fiscal general de Casación Penal

Arzobispo de Mercedes-Luján

Jueces y miembros de los T.O.F con nuestras causas

Director del servicio Penitenciario Federal


Denunciamos.

1- Violación al Estatuto de Roma (1998) en su aplicación retroactiva de los artículos, 11,22 ,24.

2- Violación a la Constitución Nacional, Tratados Internacionales y leyes del Código Penal.

3- Violación a las prisiones preventivas en tiempo y forma y a las prisiones domiciliarias por edad y/o enfermedad.

4- Violación de los alojamientos en Penales por acercamientos familiares o en unidades de las Fuerzas a las que pertenecemos.

5- Violación al Derecho Constitucional en el tema salud y Derechos Humanos sobre mismo tema.


Exigimos:

1- Urgente tratamiento según las leyes, la Constitución Nacional y Derechos Humanos vigentes en las denuncias que formulamos.

2- La inmediata separación de sus cargos de los funcionarios públicos del Servicio Penitenciario Federal, Alcalde Jorge Goncalves, médico pediatra y director del Hospital del Penal de Marcos Paz, de la subdirectora del mismo nosocomio Dra .Laura Babenco, oculista y del Dr. Walter Sosa, médico clínico y responsable de la gestión de solicitar turnos y traslados a centros hospitalarios extra muros, pues han faltado a su “juramento hipocrático” y a los deberes de funcionarios públicos (art. 248 del C.N.P), denigrando a la Institución Servicio Penitenciario Federal a la que pertenecen como oficiales.

Con su conducta fuera de la ética y responsabilidad profesional de los hombres y mujeres que forman el Servicio Penitenciario Federal.

En los tribunales civiles y Penales de La Plata, Comodoro Py de Capital Federal, Morón , San Martín y Azul hay varios juicios abiertos contra estos profesionales médicos en perjuicio de la vida y salud de la totalidad de los internos de este Centro Penitenciario II muchos de los cuales han fallecido en situaciones dudosas o por abandono de persona.

3- La presencia de los Titulares de los Poderes legislativo y judicial arriba mencionados, los jueces que atienden nuestras causas en los tribunales de Bs.As, La Plata, Morón, Azul, San Martín, Neuquén y Córdoba, Rosario de quien no hemos recibido visita.

4- La presencia del Sr. Juez Federal de Turno de Morón y del Sr. Fiscal.

5- La presencia del Sr Arzobispo de Mercedes- Luján.

6- La presencia de los médicos personales de los internos que lo soliciten.

7- La presencia de los médicos radiales y T.V que soliciten como también la prensa escrita.

Será Justicia.

Presos Políticos en Argentina.

Complejo Penitenciario II

1727 Marcos Paz (B)

sábado, 21 de agosto de 2010

sábado, 7 de agosto de 2010

Carta descarnada a la Flia Militar del hijo de un Preso Político

Soy Julián Barreiro, tengo 23 años y soy hijo de Rafael Barreiro que se encuentra preso hace casi 6 años. No escribí nunca a nadie pero hoy me siento muy mal y me gustaría contar lo que siento por dentro. No lo hice antes por tener la esperanza de que todo cambie algún día. Cuando esperaba que todo cambie no me refiero a un cambio político o judicial, porque después de lo que pasamos con mi familia (y muchas otras) no puedo esperar nada de esta justicia, sino que quería un cambio de la “institución”.

Tenía la esperanza de que nuestra gente, que fue educada para defender a la patria y conservar los valores que se le enseñaron a lo largo de su carrera, algún día haga las cosas como se debe, pero hoy me di cuenta lo difícil que es esperar algo así. Tenía la esperanza, pero todo se desvanece al ver lo que hacen y como nos tratan, definitivamente no se puede esperar nada de gente que entra o sale del edificio Libertador por la puerta de atrás como si nosotros fuéramos los malos o los delincuentes. Tendría muchos adjetivos para definirlos pero me parece que estaría de más.

Que digan basta de tanto manoseo, que por lo menos nos traten como a uno más de esa familia militar de la que tanto hablan en sus discursos en presencia de sus respectivos seres queridos, llenándose de orgullo, como aún hoy lo sigue haciendo mi padre. Quien se encuentra pagando injustamente, como muchos otros, el haber cumplido con su palabra, el haber hecho lo que debían , el luchar para que hoy en día el resto de los militares tenga una nación, un ejército, una patria en la cual vivir.

Esa patria no es para llenar hojas y leerlas. Esa familia militar de la que tanto hablan es la herencia que les dejaron los hombres que lucharon para defenderla y hoy están presos injustamente.

Hoy, 03 de Agosto de 2010, demostraron nuevamente la cobardía que tienen al dejar un grupo de mujeres que se presento en el edificio Libertador del Estado Mayor sin darles asilo y teniendo ellas que encadenarse a sus columnas para que no las echen. Nuevamente demostraron lo que es la familia militar para ustedes. Quien crea que no tiene ninguna responsabilidad en lo que está pasando se engaña a sí mismo. Nadie les pide que salgan a hacer alguna locura, sino que simplemente nos dejen entrar en esa familia militar, que mi padre y muchos más ayudaron a que hoy exista.

No sean cobardes, no nos den la espalda, lo peor que nos pueden seguir haciendo es tratarnos como si no estuviéramos ahí. ¡Abran los ojos! estamos hace muchos años sin tener respuesta de nadie.

Me cansé de la hipocresía de todos, como “¿que tal esta tu papá? … ¡que macana! ….tranquilos que ya va a pasar… ¡que hijos de puta, encima tu viejo es un tipazo!... dale mis saludos”. Y así puedo seguir por horas.

Si no van a hacer nada como hasta ahora no lo hagan pero no sean falsos y no se crean que no pasa nada cuando bien saben que está pasando; y no se les ocurra volver a preguntar por mi padre, por lo menos en mi opinión personal no me interesan más los consuelos formales; por ejemplo hoy, a mi madre ni siquiera la dejaron entrar al hall de entrada del edificio y está encadenada afuera del mismo con temperaturas extremas y horas más tardes desalojaron al resto de las mujeres con una orden judicial y amenazando con usar la fuerza si no lo hacían y ahí viene otra pregunta … ¿donde están todos aquellos militares que se sentaron en nuestras mesas y parecían ser amigos? ¿Alguien salió a defenderlas?....y no vengan con eso de que no les gusta Cecilia Pando u otras excusas porque esa mujer demostró tener más coraje, principios y valor que muchos de ustedes y nos acompaña incondicionalmente sin importar las consecuencias.

Por suerte tuvimos en casa un militar de verdad que realmente nos demostró lo que es la patria, los valores y esa tan nombrada y reconocida familia militar; pero mas allá de eso agradezco el padre que tengo, porque sé que nunca hubiera entrado por la puerta de atrás como lo hicieron muchos el día de hoy. No voy a entrar en detalles porque podría hablar horas sobre lo que es mi padre para esta familia, pero lo resumo diciendo que es una de las cosas más importantes en mi vida y me da orgullo decir que se lo ganó con merito propio, siempre de frente y lo más importante… saliendo por la puerta de adelante como un hombre de bien lo tiene que hacer, por eso vamos a hacer eso y lo que sea necesario por el que es de verdad un orgullo y ejemplo para nosotros.

Reconozcan qué es “la familia militar”. Soy reiterativo con esto porque quiero que traten de pensarlo y encontrar el significado verdadero, que entiendan que no es solamente una frase hecha para hablar ante sus hijos, esposa , jefes y subalternos sino que es para tomarla en serio, que es algo puro pero es puro si lo defienden .

No soy bueno escribiendo pero hoy llegue al límite y necesitaba decir lo que siento, estoy en un barco lejos de mi familia y lo hago para tratar de ayudarla, sin importarme mi sufrimiento o cuanto los extraño día a día, porque sé que a nadie le va a faltar nada, gracias a mí y a mis hermanos que tratamos de recuperar lo que esta institución nos sacó y poder seguir adelante; por suerte tuvimos alguien bajo nuestro techo que nos enseñó lo que es una familia, que estamos para ayudarnos unos a otros y sobre todo en momentos difíciles como el que vivimos.

En lo que dije quiero pedir perdón a todos aquellos militares que se animaron y demostraron tener valor, que estuvieron siempre y a pesar de ser pocas valen mucho más de lo que creen para nosotros. Les digo que se queden tranquilos que siempre se va a saber que son personas de bien, con valores y realmente saben el significado de lo que es “LA FAMILIA MILITAR” y les agradezco por estar siempre al pie del cañón dando su verdadero apoyo ante esta situación .

Julián Barreiro, mi correo es julianbarreiro3@hotmail.com Y mi tel 011-1560254685, me hago cargo de todo lo que escribí porque lo siento así, y cualquier opinión sobre esto háganmela saber. Gracias por escuchar y no se olviden que es mejor salir por la puerta grande que esconderse como un cobarde.

jueves, 5 de agosto de 2010

MUJERES DE MILITARES FUERON DESALOJADAS ANOCHE Y PERNOCTARON BAJO UN OMBÚ.

POR LUZ GARCÍA HAMILTON.

Cecilia Pando y Claudia Becerra firmaron anoche el acta con la cual el Ministerio de Defensa con orden judicial les ordenó desalojar de inmediato el edificio. Sin embargo estas 12 mujeres que representan a cientos de mujeres de militares, resisten con fuerza y coraje admirables. Están todas ellas encadenadas a la reja del Ministerio, arriba de las escalinatas, dispuestas a esperar que Nilda Garré se comida a escucharlas. Muertas de frío, pero apoyadas por muchísima gente, resistirán pacíficamente. Una muestra de coraje la de estas SEÑORAS que defienden lo que otros no se animan a hacer.

Periodismo de Verdad se comunicó hace instantes con Claudia Becerra quien hizo un cuadro de la situación. “Anoche a las 20.30, llegó un Comisario, respaldado por una treintena de policías femeninas y ordenó el desalojo (tenían orden judicial y se las acusaba de ocupar edificio público) bajo amenaza de que si no nos retirábamos por nuestros medios, seríamos sacadas a la fuerza, dijo Becerra”.

Vaya país!!! Este que tanto habla de Derechos Humanos!!!. Derechos Humanos en Argentina significa que la Ley protege a quienes han actuado en filas guerrilleras? Se pregunta con bastante razón muchísima gente. Para ellos y para sus familiares hay subsidios importantes, cargos altísimos y una serie de beneficios al menos en el gobierno Kirchnerista. Como que hay protección e impunidad aun para aquellos que puedan haber cometido delitos aberrantes.
Ahora, para quienes integran las Fuerzas Armadas y para todos sus familiares, todo parece ser humillación, indiferencia, abucheos. Ellos, como dijo ayer Cecilia Pando en un valiente comunicado, parecen no tener derecho alguno, están en cárceles comunes bajo situaciones lamentables, algunos, muchos de ellos, sin haber recibido condena alguna.

Todos esos militares por los que las mujeres que integran AFyAPPA, actuaron bajo las órdenes del Ejército, pertenecían al Ejército, a la Marina de Guerra ó a la Fuerza Aérea, “las instituciones no pueden seguir mirando al costado, como si nunca hubieran conocido a nuestros familiares y amigos, protestó Pando ayer con justísima razón. Ellos estarían gozando de libertad si hubieran dedicado su vida a otros menesteres o hubieran formado parte de otras entidades como los Scouts o los Bomberos Voluntarios. Cuando nuestros familiares y amigos son acusados de haber conformado una asociación ilícita, están acusando al Ejército, a la Fuerza Aérea y a nuestra Armada, de constituir asociaciones ilícitas, dijo con calma pero con la firmeza que la caracteriza.

Y los mandos de las instituciones tienen el deber y la obligación de apoyar y respaldar a los subordinados que cumplieron órdenes, en el marco del conflicto bélico que enfrentó a los argentinos en la década del 70, prosiguió Cecilia, mientras junto a Claudia Becerra y otras 10 mujeres exigen ser escuchadas y atendidas por la Ministra de Defensa Nilda Garré.

Estas SEÑORAS, señoras con mayúsculas porque no sólo soportan la injustica que en muchos casos hay hacia sus maridos, sino que deben multiplicarse para contener a sus hijos que no entienden nada de lo que sucede en este país al que sus papás defendieron con hidalguía, sino que tienen que multiplicar el pan de cada día porque al revés de los subsidios que recibieron familiares de guerrilleros ellos tienen sueldos lamentables, claro, les recuerdo, porque han defendido a la Patria cumpliendo órdenes. Pero además deben viajar durante más de dos horas para poder visitar a sus maridos y llevarles contención y hacerlos creer que todo está bien mientras sufren igual que ellos por tanto atropello. Para verlos, sólo dos veces por semana deben someterse a controles humillantes, ser revisadas, tener certificados de buena conducta y permitir que los pocos chocolates que les llevan sean rotos para verificar que no hay nada más!!!!, como si fueran delincuentes, sólo por ser las señoras de oficiales de las FFAA. ¡Derechos Humanos???? ….por favor!!!

Estas SEÑORAS, que anoche pacíficamente desalojaron el Ministerio de Defensa en el que al parecer son personas no gratas y tratadas como delincuentes cuando sólo solicitan que las autoridades las reciban y las escuchen civilizadamente, han pasado la noche en la calle, con un frío inusual, debajo de un viejo ombú que fue testigo de semejante barbaridad.

Cuenta la señora Becerra que dentro de lo duro de haber permanecido toda la noche bajo la inclemencia del tiempo, sin baño, sin abrigo suficiente, se sintieron conmovidas ante la presencia incesante de gente, militares retirados, NINGUNO EN ACTIVIDAD NO VAYA A SER QUE LOS VEAN!!!, mujeres, hijos de presos políticos y mucha gente común, ciudadanos cansados de esta situación, que espontáneamente fueron llegando a saludarlas, llevándoles algo para comer y hasta dos carpas para que ellas pudieran refugiarse. Las mujeres de AFyAPPA agradecen profundamente todas estas muestras solidarias que han recibido en esas horas que parecieron interminables.

No tienen odio ni sed de revancha. Sueñan con una Argentina pacificada como casi todos nosotros. Sólo piden que las escuchen y que quienes hoy dirigen las Instituciones que cobijaron a sus maridos, las atiendan y no miren aterrados hacia un costado. Muchos de los actuales presos políticos eran jóvenes oficiales que orgullosos vestían sus uniformes para defender a la Patria y que sólo cumplieron órdenes. Muchos de ellos están acusados de delitos que dicen que jamás cometieron, se sienten hoy denigrados, desilusionados, ignorados por los altos mandos.

Cecilia Pando y Claudia Becerra comentaron recién a Periodismo de Verdad que a pesar del frío van a quedarse allí con la esperanza de que las reciban, porque es lo que corresponde en un país que se dice democrático. Están encadenadas a las rejas, no les permiten ingresar ni para ir al baño…parece que desde el Gobierno se las ignora o que no les importa en lo más mínimo.
Sin embargo las imágenes de estas chicas ya están dando la vuelta al mundo y apareciendo en medios de otros países donde miran aterrados lo que sucede en Argentina, PAIS DEMOCRÁTICO, SIGLO XXI.

SEÑORAS VALIENTES, CORAJUDAS, PACÍFICAS!!! Que están haciendo lo que quizás debieron hacer MUCHOS OFICIALES EN ACTIVIDAD y lo digo con respeto pero con rabia como Argentina porque me da tristeza ver que en la actualidad prime la obediencia debida al Gobierno, o el miedo a ser perseguido o el temor a tanta persecuta por ser parte de las FFAA, paralice a muchos de ellos que en realidad debieran salir con las botas puestas a defender a sus camaradas. ¿Cómo es posible que los integrantes del viejo Ejército hoy sean perseguidos, encarcelados, acusados incluso a veces por falsos testimonios?, ¿cómo es posible que los actuales oficiales los dejen solos? se preguntan muchos argentinos. También ellas están haciendo lo que debería hacer la Justicia, garantizando que los Derechos Humanos sean para todos los habitantes de esta Nación, sin que la ideología de cada uno tenga absolutamente nada que ver porque estamos en DEMOCRACIA. ¡Democracia?

En realidad uno se siente impotente, porque brega por la Justicia, brega por la paz, brega y sueña con la reconciliación de todos los argentinos. Pero para eso hace falta un Estado capaz de cobijarnos a todos, de velar por todos, de no sembrar más odio ni más divisiones. Hace falta un Gobierno o unos gobernantes que tengan un alma mucho más grande y voluntad de unir, de hacer prevalecer el bien común, de construir la paz.

Qué lejano parece todo esto y a la vez que cercano, porque los argentinos nos estamos cansando del atropello, de esta forma tan particular de gobernar desde la división, desde la ideología, con premios y castigos, con subsidios, con humillaciones, con tantísimas diferencias y con el triste récord de tener más de 800 presos políticos (el país que más presos políticos tiene en Latinoamérica) y de saber que más de 100 ya han muerto en cautiverio porque para ellos los Derechos Humanos NO EXISTEN. Tan lejos porque nos abruma este sistema, tan cerca porque el año próximo habrá elecciones y entonces sí, todos seremos responsables si queremos un cambio ó no. Como dijo el Tata Yofre en Tucumán, un poco “Fuimos Todos” y todos tenemos la responsabilidad de exigir la paz y de trabajar para eso.

Cecilia Pando, Claudia Becerra y 10 SEÑORAS más siguen encadenadas en las escalinatas del Ministerio de Defensa. NINGUNA AUTORIDAD SE HA HECHO PRESENTE. Que vergüenza que estas SEÑORAS de entre 45 y 60 años estén ATADAS CON CADENAS BAJO UN FRÍO HORRENDO, tan sólo para pedir que las reciban mientras siguen ingnorándolas puertas adentro de esa Institución. Qué pasa?, les tienen miedo?, no tienen respuestas para ellas?, quieren demostrar que son más fuertes?, QUE BARBARIDAD!!!! Ellas son absolutamente pacíficas y sólo exigen que a sus maridos se los trate como corresponde, NADA MÁS QUE ESO.

Ceclia, Claudia, chicas….los argentinos estamos avergonzados de saber la situación que están atravesando, la humillación de estar encadenadas, saliendo por todos los medios del país y ya varios del extranjero. Pero estamos ORGULLOSOS de ustedes que con CORAJE están defendiendo lo que otros no son capaces de hacer. Orgullosos de ver lo que son capaces de hacer por sus maridos, por sus hermanos, por sus hijos, pero orgullosos también de que lo hagan por la Argentina y hasta por las FFAA que deben ser fundamentales para que exista una Nación, como también dijo antenoche el Tata Yofre en Tucumán.

Y no se confundan señores gobernantes. Nadie está defendiendo lo indefendible. Nadie quiere la violencia, como ustedes pretenden hacer creer sino todo lo contrario. Hay mucha gente inocente en nuestras cárceles y fuera de las cárceles, muchos oficiales que cumplieron órdenes, incluso Generales de la Nación que sienten haber cumplido con su deber y que no se olviden, respondieron a órdenes dadas por decreto presidencial (de Gobiernos peronistas) que todos conocemos. NO hay derecho que ellos y sus familias estén sufriendo lo que están sufriendo, que deban ATARSE A CADENAS para ser escuchados, que se los ignore y se los castigue mientras otra gente se pavonea orgullosa por la vida haciendo gala de subsidios millonarios dados y que ustedes bien saben.

SEÑORAS, LAMENTAMOS LO REITERAMOS LO QUE USTEDES ESTÁN VIVIENDO HOY ENCADENADAS. FUERZA!!! Algunos dirán que “están locas”, porque hasta eso hay que aguantar. Nosotros sabemos que sólo buscan JUSTICIA para sus familiares y PAZ para la ARGENTINA y que lo hacen con DIGNIDAD.

GRACIAS POR SU VALENTÍA Y POR SU CORAJE. Ojalá en las próximas horas sean atendidas como corresponde por las autoridades de ese Ministerio para que empecemos a creer otra vez en las Instituciones de nuestro país.

DIOS LAS BENDIGA
Luz García Hamilton
Periodismo de Verdad

martes, 3 de agosto de 2010

Generales de la Democracia y Montoneros de la Dictadura K en Operaciones Conjuntas

Si... Argentina da para todo. La conducción de la fuerza ejército, en sintonía con el montonerismo K, resiste férreamente en su defensa de las instalaciones del Estado Mayor General del Ejército. A su frente, un puñado de mujeres indefensas intenta mantener una reunión con la Ministro de Defensa y los Jefes de Estado Mayor.

El conflicto se incrementa y los duros conductores se preparan para la batalla final. Se vive una confrontación interna y los aguerridos generales del Ejército Argentino velan sus armas para resistir el asalto final, aunque para ello haya que violar los derechos humanos de las indefensas mujeres de sus camaradas de armas. Pero es la guerra... y la montonera Nilda Garré tiene sus exigencias... Hay que quebrar la voluntad de lucha de ese pelotón calificado de esposas de militares. Es el trofeo que seguramente tendrán que presentar para recibir alguna estrella, algún ascenso, alguna embajada.

En medio de la confrontación, una de las mujeres encadenadas pide una tregua. Necesita ir al baño. Los años no llegan solos y las necesidades fisiológicas se imponen. Pero los rudos generales no tienen piedad. Ellos, que entienden de derechos humanos, asumen la premisa de las huestes de bonaffini: al enemigo ni un vaso de agua. Y aquella pobre mujer, cubierta por sus compañeras de armas, tuvo que hacer sus necesidades en la esquina del local que ocupaban. Por supuesto que todo esto bajo la atenta mirada de aquellos soldados que cumplían la orden de mantener el contacto con el enemigo.


Muchachos... autoridades que permitieron esto... . dan lástima. De verdad. Mueven a risa. Piénselo. Dan verguenza ajena. Abran los ojos. El enemigo no está encadenado en la Planta Baja del Edificio Libertador.. está en otro de los pisos del mismo edificio...

PD: Si algún general considera que este escrito es irrespetuoso, espero que tenga las pelotas suficientes para decírmelo en la cara. Espero ansioso la oportunidad de dialogar con él o con ellos.

Pedro Rafael Mercado
My (R) del Ejército Argentino
DNI: 1804659t
pedrorafaelmercado@yahoo.com.ar

MUJERES DE MILITARES SE ENCADENAN EN EDIFICIO LIBERTADOR


Un grupo de mujeres pertenecientes a la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina se presentó en el edificio Libertador, sede del Ministerio de Defensa, y exigió mantener una reunión conjunta e inmediata con la Ministro de Defensa, el Jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, y los Jefes de Estado Mayor de cada una de las Fuerzas.

Cansadas de solicitar audiencias particulares en reiteradas oportunidades, y ante el silencio cómplice de quienes tienen el deber de velar por las instituciones castrenses, el grupo de AFyAPPA pone de manifiesto su firme decisión de permanecer encadenadas en la sede militar hasta que se haga efectiva la reunión solicitada.

La titular de la entidad, María Cecilia Pando, remarcó que “las instituciones no pueden seguir mirando al costado, como si nunca hubieran conocido a nuestros familiares y amigos. Ellos están siendo juzgados por pertenecer al Ejército Argentino, a la Marina de Guerra o a la Fuerza Aérea. Estarían gozando de libertad si hubieran dedicado su vida a otros menesteres o hubieran formado parte de otras entidades como los Scouts o los Bomberos Voluntarios. Cuando nuestros familiares y amigos son acusados de haber conformado una asociación ilícita, están acusando al Ejército, a la Fuerza Aérea y a nuestra Armada, de constituir asociaciones ilícitas.

Y los mandos de las instituciones tienen el deber y la obligación de apoyar y respaldar a los subordinados que cumplieron órdenes, en el marco del conflicto bélico que enfrentó a los argentinos en la década del 70. Nuestros familiares y amigos no eligieron el destino o el puesto de combate que les tocó ocupar en aquella confrontación. Ellos no decidieron entrar en operaciones. Tampoco definieron la metodología a utilizar en la contienda. Fue el estado nacional, representado en la persona de los mandos castrenses, el que definió el puesto que cada uno ocuparía en la guerra contra el terrorismo ¿Lo tienen claro los señores generales, brigadieres y almirantes?

Y todo esto es tan así, que terminado el conflicto, nuestros familiares y amigos continuaron sus carreras sin siquiera una observación a sus supuestas conductas delictivas, demostrando tácitamente, que ellos habían ejecutado simplemente lo que las instituciones a las que pertenecían les habían ordenado efectuar. ¿Estamos equivocadas en nuestro razonamiento?

Imaginemos que el estado de Israel, dentro de algunos años, con un gobierno de signo político contrario al actual, se decidiera a sentar en el banco de acusados a los oficiales y suboficiales del ejército israelí, que a principios del mes de junio de este año llevaron a cabo una operación militar contra una embarcación de supuesta ayuda humanitaria para la Franja de Gaza, haciéndolos penalmente responsables de las muertes causadas en ese incidente. ¿Podrá el comandante actual de aquella fuerza permanecer indiferente, como si nada tuviera que decir? ¿No sería su deber explicar públicamente la naturaleza de lo castrense, dejando a salvo a los subordinados que bien o mal arriesgaron su vida en la contienda? No se trata de justificar o de reivindicar lo actuado. Se trata de colocar las cosas en su sitio. Si hay algún responsable por lo sucedido en el marco de la operación israelí, lo justo sería acusar al poder político que ordenó la ejecución de la operación.

Si el hundimiento del Crucero General Belgrano en la guerra por la recuperación de nuestras Islas Malvinas fuera catalogado como un crimen de guerra. ¿Sería justo que terminara acusado el cabo o el sargento que tuvo a su cargo accionar el torpedo que concretó aquella masacre? ¿O que terminara acusados de crimen de lesa humanidad los pilotos que lanzaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki? ¿Sería lógico que ante estas situaciones los comandantes de las fuerzas involucradas no dijeran una sola palabra esclarecedora?

Y termina Cecilia Pando: Por eso estamos acá. Queremos escuchar a los Jefes de Estado de Mayor, delante de la Ministro de Defensa, que nos expliquen personalmente porqué permanecen en silencio, como si ellos nada tuvieran que ver con lo sucedido. Queremos que nos miren a los ojos y nos digan que estamos equivocadas. Queremos que por una vez en la vida, se quiten la hipocresía, se pongan los pantalones y nos digan sin dobleces lo que realmente piensan.

María Cecilia Pando
Presidente de AFyAPPA
Teléfono de contacto 15-6-1102546